Acerca de mí

Mi foto
Graduado de Licenciatura en Cultura Física, en la República de Cuba, mi país natal. Me desempeño como Preparador y Rehabilitador Físico en Chile. Mis años de experiencia me dan fe de lo importante que es la práctica de actividades físicas para la salud y sobre todo para la prevención de miles de enfermedades.

19 de diciembre de 2006

Actividad física en la mujer...

El mantenimiento de la actividad física es una necesidad absoluta para todos los seres vivos y, por lo tanto, para los humanos, en quienes el sistema muscular constituye cerca de la mitad del peso total del cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la forma física como la capacidad de una persona para realizar satisfactoriamente el trabajo muscular. La cuestión está en saber el significado de “ satisfactoriamente”. Para un atleta de alta competición, estar en forma quiere decir ser capaz de ganar una prueba o batir un record, mientras que para un anciano poseer una buena forma consiste en poder caminar, subir escaleras y valerse por sí mismo, y para un sedentario hacer alguna actividad que a su vecino le cuesta un gran sacrificio. En realidad, disfrutar de un buen estado de forma física significa hacer ejercicio con regularidad, a un nivel superior al que realiza habitualmente, salvo en el caso de que, por necesidades derivadas de su situación laboral o domestica, la persona lleve a cabo actividades intensas a diario.

Es frecuente la gran cantidad de mujeres que notan al pasar del tiempo como su masa muscular va disminuyendo y es real, este fenómeno se conoce como “sarcopenia” ( definida etimológicamente, se refiere a la reducción cuantitativa de la masa muscular y por ello lleva implícito la disminución de la fuerza así como de la tolerancia al ejercicio), y esto las preocupa tanto o igual, que el propio hecho de bajar de peso, el otro problema es la “celulitis”.

Frente a todas estas transformaciones que van provocando un deterioro corporal y psicológico, solo hay dos formas de prevenir y revertir, una llevando un proceso alimenticio adecuado y el otro realizando actividades físicas sistemáticas. No sólo el hecho de realizar actividad física está en asistir a un gimnasio, que en realidad en nuestros días nos ofrece una gran cantidad de servicios, sino que podemos tener un ritmo de actividad física en nuestra vida normal y me refiero básicamente a, salir caminando hacia el trabajo, evitar los ascensores, darnos el tiempo de una caminata los fines de semanas así como subir algún cerro o dar un paseo en bicicleta.

En mi opinión para aquellas mujeres que tengan la posibilidad de asistir a un gimnasio independientemente de avocarse a las clases grupales, las cuales llevan un contenido cardiaco muy importante es muy necesario vincular este trabajo con la utilización de las pesas. Desde antaño las mujeres han visto el entrenamiento de pesas como un enemigo pensando que haciendo uso de ellas su cuerpo se transformará y esto en realidad esta muy lejos de ser así. Para luchar contra la “sarcopenia y la celulitis”, es necesario un entrenamiento con cargas ajustables y esto sólo se logra con las pesas, pero no se debe pensar equivocadamente que con este trabajo muscular se terminará siendo una “físico culturista” ya que para que el cuerpo femenino se transforme muscularmente es necesario largas horas de entrenamiento, una dieta muy abundante en proteínas y suplementos proteínicos así como la utilización de algunas hormonas y basar un entrenamiento con cargas orientado al desarrollo muscular.

La mujer pasa por un proceso muy importante durante su vida, que es el embarazo, este es un periodo donde ocurren grandes trasformaciones no solo físicas, sino también fisiológicas y que esta demostrado que aquellas mujeres que han tenido una vida cargada de actividades físicas son capaces de enfrentar un embarazo de mejor manera que aquel grupo de mujeres que nunca o muy poco han realizado actividades físicas. En este periodo es muy importante llevar a cabo un proceso de entrenamiento físico siempre y cuando el médico lo avale, fortalecer la zona abdominal, la zona pélvica, la espalda y las piernas son algunos de los planos musculares que mejor deben conservar.

Es muy común el gran número de mujeres que de un momento a otro quieren bajar de peso y la razón por la cual esto no es posible es que el organismo no esta preparado para cambios bruscos, por tanto, si decimos que disminuir un kilogramo de peso mensual, si bien sería conservador, sería lo más razonable y pensemos entonces cuanto tiempo a durado para desarrollar el sobrepeso, de seguro es un proceso de años, por tanto, si mi opinión conservadora de la disminución de un kilogramo mensual , llevando una actividad física sistemática y una alimentación adecuada al cabo de un año habremos perdido 12 kilogramos de peso. Deben tener en cuenta que el fenómeno de disminución de peso tiene que ser visto sobre la base de la reducción del porcentaje de grasa directamente relacionado a un incremento de la calidad de la masa muscular.

También debemos tener en cuenta la acción preventiva y rehabilitadora de la actividad física sistemática evitando un gran número de enfermedades que golpean a la sociedad (obesidad, hipertensión, diabetes, cáncer, osteoporosis, estrés, artropatías y envejecimiento).

No hay comentarios.:

Google Analytics