4 de enero de 2008

¿Qué queremos para este año?...



Hola mis estimados amigos de este gran espacio preparado y dedicado para todos ustedes que a diario lo visitan.

Pues sí, ¿Qué queremos para este año? Una gran sorpresa me he llevado en estos primeros 4 días del año al ver el gran cúmulo de personas que se han inscrito en el gimnasio donde trabajo, al parecer mucho de ellos han decidido darle un giro a sus vidas y cambiar y al fin adentrarse a este maravilloso mundo del placer físico y del bienestar corporal, para ellos un URRAAA... bien mayúsculo por querer acompañarnos en esta majestuosa travesia.

Hoy quiero reflexionar sobre el uso y el abuso de todas aquellas maravillas que nos ofrecen en la televisión, en la radio, en las revistas y periódicos, si hablo de todas esas pastillas reductoras de grasa sin dejar de comer, de parches que reducen la grasa sin necesidad de realizar ejercicios físicos y en fin todas esas que conocemos que nos prometen beneficios a costa de nuestros bolsillos pero que ha cambio no nos aportan ningún cambio físico ni fisiológico.
Desgraciadamente muchos son los que han entrado en ese juego, aquellos que no les place ir al gimnasio o que simplemente prefieren no hacer "sacrificios" como muchos lo llaman, pero que se olvidan de todo lo que nos aporta la práctica del ejercicio físico.

El estimulo cardíaco, el flujo sanguíneo, el estimulo del liquido sinovial en todas las articulaciones que nos favorece a protegernos de enfermedades como la artrosis y la artritis, que nos endurece no solo los músculos, sino también los ligamentos, tendones y hasta los propios huesos, escapando de esa lenta y silenciosa enfermedad conocida como osteoporosis. Recordemos también que la actividad física previene de muchísimas enfermedades que nos golpean a diario y que desgraciadamente el efecto ejercido por todos esos "productos fáciles" no impiden que se desarrollen y agraven, por tanto una vez más seamos inteligentes y sensatos y tomemos el camino correcto.

El tema es tán delicado que hoy día hasta podemos sentarnos y debatir sobre que actividades hacer y cual es su objetivo, y esto lo digo porque hace
unos minutos atrás leía un Boletín que recibo desde Argentina, una revista ya con prestigio y tomaron un reportaje y lo anunciaron a todos los que recibimos ese boletín y es un tema que trata sobre el "Yoga".
Durante mucho tiempo he mantenido mi propio criterio y con este estudio me quedo más tranquilo y no me malinterpreten, toda actividad física yo estoy en su total acuerdo solo que lo que logramos con ellas es lo que hay que evaluar y conocer muy bien.

Resulta que un grupo de investigadores evaluaron el efecto físico que ejerce el yoga sobre el corazón y si bien el yoga desde el punto de vista de relajación y satisfacción armónica cumple su objetivo, no estimula la actividad cardíaca como lo hacen muchas otras actividades físicas y que es uno de los objetivos principales cuando hacemos ejercicios.

No quiero hacer comparaciones entre el yoga y lo que conversamos arriba pues si bien no estimula la actividad cardíaca no está excento de muchos beneficios a nivel psicológico lo cual lo ha hecho interesante por muchos años. Pero que no cumple con algunos parámetros fisiológicos que marcan diferencias sustanciales. Les agrego aquí el link para aquellos que le interese este tema: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/12/26/corazon/1198696880.html

Pero recordemos que lo realmente es insuficiente y malo es lo conversado al inicio, si usted es una de esas personas que ocupa esos "productos fáciles" o si usted conoce a alguien que los ocupa pues cambiese de método y acepte el nuestro, ¿qué cual es? pues simple, "Actividad física y correcta nutrición", por tanto ¿qué debemos querer para este año? abandonar los malos hábitos (alcohol, cigarro), no consumir sustancias que nos afectan el bolsillo y hacer mucho pero mucho ejercicío físico y al final de este año nos agradecerá.

Lic. Hector Bárzaga Mora.






No hay comentarios.:

Google Analytics