29 de junio de 2008

TESTIMONIOS.

Hola estimados lectores, este mes debuta en este espacio una nueva sección cuyo nombre será TESTIMONIOS. Dicha sección esta basada en la experiencia y testimonios de personas con las cuales trabajo a diario y que en cierta medida han acudido a la actividad física como un recurso para mejorar sus padecimientos y enfermedades, ellos serán los protagonistas y con su mismo puño y letra darán a conocer a ustedes como han sentido esta nueva experiencia en su vida, quizás muchas de las experiencias que leamos aqui nos pueden servir para vosotros mismos o para familiares y amigos.





TESTIMONIO #1

..."Si un par de años atrás me hubiesen planteado la idea de asistir a un gimnasio o realizar algún tipo de actividad física, lo más probable es que contestara con un par de carcajadas evasivas o tratara de loco ha quien propusiera tal idea. No obstante, las circunstancias de la vida me han comprobado lo notan descabellado e incumpible de esta idea"...

Mi nombre es Pamela, me diagnosticaron Polimiositis¹ a los veinte años, esta enfermedad atacó principalmente mis músculos, de manera que perdí la fuerza. Con esta simple descripción es imposible dimensionar los obstáculos que surgieron en el desarrollo normal de mi vida, pero para ejemplificar más claramente puedo recordar que llegue a depender totalmente de terceros para realizar acciones tan cotidianas como sentarse, levantarme de una silla o subirme a un automóvil, todo ello resultaba casi imposible sin la ayuda de otros.

Han pasado tres años y con una difícil recuperación puedo decir que ya he recuperado la autonomía y el ritmo habitual de mi vida. Sin embargo no puedo omitir las secuelas que dejó el desarrollo de esta anomalía, entre ellas, la pérdida de fuerza muscular y el debilitamiento de mi condición física. Ambas variantes, han resultado el incentivo para decidirme a asistir a un gimnasio. Es así, como llegué en marzo de este año, al gimnasio Salud e Imagen, con la recomendación de que existía la instrucción personalizada de un profesor con experiencia en la rehabilitación física. Por esta razón me decidí y comencé a participar.

Puedo reconocer, que no me ha resultado fácil, pero gracias a la ayuda profesional y humana de mi profesor, más la perseverancia, que importa mucho, he notado como gradualmente he recobrado flexibilidad, fuerza y energía. Y lo más importante es que he conseguido revertir la situación desfavorable que comente al inicio, y asumir mi enfermedad como una oportunidad para superarme a mi misma.

Actualmente concibo la actividad física como un símil de salud y bienestar. Con esto puedo asumir la importancia que tiene en el estilo y calidad de vida. Por cierto, no es necesaria la llegada de una enfermedad para comprender tal aseveración, aunque en mi caso personal fue así.

¹ Polimiositis:
Es una enfermedad inflamatoria relativamente poco común que causa debilidad muscular significativa.

Causas, incidencia y factores de riesgo:
La polimiositis es una enfermedad músculo-esquelética también conocida como miopatía inflamatoria idiopática. La causa de esta enfermedad se desconoce, pero se cree que puede ser ocasionada por una reacción autoinmune o por una infección viral del músculo esquelético.
Esta dolencia puede afectar a personas de cualquier edad, pero se presenta más comúnmente en personas entre 50 y 70 años, o niños entre 5 y 15 años de edad. A menudo, afecta dos veces más a las mujeres que a los hombres y es más común en personas de raza negra que en las de raza blanca.
En general, cada año, se diagnostica un caso con alguna forma de miopatía inflamatoria por cada 100.000 personas.
La debilidad muscular puede aparecer en forma repentina u ocurrir de manera lenta durante semanas o meses. Dicha debilidad se debe a la inflamación y degradación de los músculos.
Los pacientes con esta enfermedad pueden tener dificultad para levantar los brazos por encima de la cabeza, ponerse de pie al estar sentado o subir escaleras. También se puede ver afectada la voz por debilidad de los músculos de la garganta.
Una afección similar, llamada dermatomiositis, es evidente cuando aparece una erupción roja y oscura en la cara, el cuello, los hombros, la parte superior del tórax y la espalda.

Síntomas:
La polimiositis es una enfermedad sistémica, lo que significa que afecta a todo el cuerpo. Los síntomas abarcan:
Debilidad muscular en los músculos proximales (hombros, cadera, etc.)
Dolor muscular.
Dificultad en la deglución.
Dificultad para respirar.
Temblor en las manos.
Los pacientes también pueden experimentar rigidez matutina, dolor articular, fatiga, anorexia, pérdida de peso y fiebre.


Muchas gracias.

No hay comentarios.:

Google Analytics