14 de marzo de 2009

Sobreentrenamiento. Tomen la precaución.


Hace varios días me escribió un gran amigo (foto), esta amistad surgió como muchas, en mi lugar de trabajo y recordándome como fue su llegada al gimnasio, me sugirió que hablara especialmente de un tema, puesto que él fue parte de este síndrome: Sobreentrenamiento.
Al comenzar la entrevista para definir sus necesidades me sorprendió su respuesta al preguntarle porque había llegado a nuestro gimnasio, su respuesta fue..."me aburrió donde estaba..." evalué sus palabras, su tono y me preocupé, seguí preguntándole y ahí comencé a definir las causas de su aburrimiento. Me dijó que había perdido peso y era una persona delgada y su objetivo anterior no había sido precisamente perder peso, le dolía la cabeza, no tenía apetito, cansancio a veces sin hacer nada, dificultad para relajarse y lo peor su objetivo era para aumentar su masa muscular y nada pasaba, en ese momento me dí cuenta de que padecía un sobreentrenamiento, ocasionado ,por una mala planificación de su entrenamiento y un gran descuido de los responsables donde entrenaba hasta ese entonces.

Esa evaluación tomó mucho más tiempo que las comunes que hago día a día y me tomé todo el tiempo para explicarle punto por punto lo que estaba pasando con su cuerpo, me entendió y me pidió sugerencias, lo primero le dije que lo mejor era descansar y me respondío, !pero acabo de pagar¡, bueno arreglemos esto de la mejor manera, muchas veces se logran éxitosos resultados aún sin dejar de entrenar, y como el entrenamiento físico es tan diverso comenzamos a entrenar lento, bajos pesos, pocas series por ejercicio, trabajo cardiovascular no muy prolongado y con la frecuencia cardíaca baja. Me comentó que nunca había entrenado así y que le parecía que nada estaba haciendo pero que se estaba sintiendo mucho mejor, esto era lo principal. Así pasaron 2 semanas y de a poco con mucha cautela fuimos aumentando las cargas, esto provocó que sus síntomas negativos fueran mejorando. Hoy está en Brasil haciendo un Doctorado en Biología y cumplió con el deseo de un colega que en una ocasión le dijó que porque no se preparaba para competir en un evento fisicoculturista, de aquella situación han pasado como 4 años y me acaba de enviar sus fotos de su primer torneo, al principio me costó reconocerlo, pero sí !era mi amigo¡, aquel que llegó sobre exigido, sobreentrenado y que entre los dos salimos de aquel problema. Una excelente evolución y un buen rendimiento para un gran desafio. Mis felicitaciones.

Aqui les expongo un listado de síntomas de sobreentrenamiento, si sienten más de 3, no duden en decirle a su entrenador y empezar a tomar las precauciones, pero si entrenamos bien planificado, tomando los descansos como corresponden y alimentándose bien no tendrán problemas.

Manifestaciones Físicas:

-disminución en el rendimiento, -cansancio excesivo durante el día, -falta de interés en tareas cotidianas, -dificultad en relajarse, -aumento en el pulso en descanso, -aumento en pulso y nivel de lactato a un nivel submáximo de ejercicio, -músculos adoloridos, -lesiones que son usualmente el resultado de la sobrecarga de trabajo y que no mejoran con la terapia física, -naúsea y malestar estomacal, -falta de apetito, -susceptibilidad a infecciones, especialmente infecciones respiratorias.

Manifestaciones Psicológicas:

-dificultad en la concentración, -tendencia a olvidar, -dificultad para dormir, -inestabilidad emocional.

Esto no quiere decir que hacer ejercicios es dañino a lo contrario es muy bueno, pero como escribí en una ocasión, cuando lleguen a un gimnasio, primero pregunten por el preparador y pidan conversar con él o ella, esto les dará un margen de que tipo de preparador es, si le causa duda, aunque el gimnasio sea el mejor, siga mi consejo, busque otro. Muchas veces esto ocurre.

Escribanme: ha15he@yahoo.es

No hay comentarios.:

Google Analytics